Finalizada
Sábado, 29 de junio - El Cabrero

AVISO A PÚBLICO:   Es un placer anunciar la recuperación del concierto de El Cabrero, dentro del festival Flamenco Madrid 2019. 

José Dominguez, El Cabrero, basa su repertorio en los palos más duros del flamenco, como la soleá, la seguriya, las tonás y su cante se caracteriza por su sobriedad, fuerza, autenticidad y por una personalidad que le permite recrear los estilos legados por la tradición imprimiéndoles su apasionado temperamento. Es un auténtico maestro a la antigua, pero también un gran artista que aporta su sensibilidad arisca a los estilos más difíciles del flamenco: seguiriya, soleá, tonás, malagueña, bulerías…  VIDEO

Galería

El Cabrero se recicla en los campos de su pueblo natal, cerca de Sevilla, allí donde el viento le trae las letras de sus cantes, donde ríos y arroyos corren por su garganta como esa voz. Es un auténtico maestro a la antigua, pero también un gran artista que aporta su sensibilidad arisca a los estilos más difíciles del flamenco: seguiriya, soleá, tonás, malagueña, bulerías… .  El Cabrero es guardián de un flamenco muy puro y un artista que va a contra corriente por su propia voluntad. Cuando lo que se lleva es fusionar el flamenco con otros géneros, él vuelve a sus fuentes secretas para escuchar la poesía que es hermana de la verdad.

José Domínguez, El Cabrero, es una de las personalidades más significativas que ha dado el flamenco en los últimos cuarenta años. Sólo dos cantaores han sido definidos como fenómenos sociales, debido a su impacto en los públicos más diversos: El Cabrero es uno de ellos. Su genialidad, talante, personalidad, postura vital y su compromiso con el cante sin aditivos y con los grandes temas que preocupan a la humanidad, hacen de él una figura única e irrepetible del cante jondo. Basa su repertorio en los palos más duros del flamenco, como la soleá, la seguiriya, las tonás y su cante se caracteriza por su sobriedad, fuerza, autenticidad y por una personalidad que le permite recrear los estilos legados por la tradición imprimiéndoles su apasionado temperamento.

Pastor de cabras desde la infancia, El Cabrero sigue ejerciendo ese oficio, que se niega a abandonar pese a ser, desde 1980, una de las figuras del Cante Jondo más solicitadas por los organizadores de festivales y uno de los artistas flamencos de mayor proyección internacional.

VIDEO 1 - VIDEO 2