Finalizada
Eliseo Parra

El disco que presento, podría titularse Juan Palomo perfectamente, pero habría despistado mucho de lo que su interior contiene. Por eso, y después de barajar varios títulos -nunca me había costado tanto encontrar uno -me parecía el más adecuado y sonoro Cantar y Batir. Sé que el tan traído “confinamiento” ha gestado muchos proyectos musicales, como tiene que ser, demostrando que no nos pararán y como alguien dijo: los tiempos adversos son más creativos.Así, comencé este trabajo con la intención de hacer un disco puro, simple y esencial... casi ná, intentando cantar y tocar como “las viejas” a las que vi, pero empezó a meterse mi pasado en grupos vocales y se me coló en el trabajo llenando de coros las canciones. De este modo, y sin instrumentos armónicos, las voces llenaron de armonía las canciones, casi sin darme cuenta; vosotros, oyentes, juzgaréis el resultado. Eliseo Parra

Galería

El veterano músico e investigador vallisoletano presenta su nuevo trabajo Cantar y batir, compuesto por 11 canciones con textos tradicionales además de su versión personal del tema Mediterráneo de Joan Manuel Serrat, que recoge viejos géneros de bailes recreados y de nueva composición con abundante percusión y voces. Su dilatada trayectoria como divulgador de la música tradicional española fue reconocida con el Premio Europeo de Folclore Agapito Marazuela en 2018. Su incansable y exhaustivo trabajo ha marcado un antes y un después en la recreación de la música tradicional española. Muy pocos han grabado canciones en los cuatro idiomas oficiales de España (castellano, catalán, gallego y euskera), como lo ha hecho el veterano músico vallisoletano. Casi no queda una región española a la que Eliseo Parra no se haya acercado para grabar y actualizar algunas de sus melodías más hermosas.

Biografía:

Eliseo Parra, inicia su carrera musical en los años 60 como batería y cantante en grupos de rock. En 1971 compagina los estudios de solfeo y armonía en el Conservatorio Municipal de Barcelona con su actividad en el grupo Mi Generación, que edita ese año un L.P. con canciones propias. A partir de 1976, participa activamente en el movimiento musical jazzístico barcelonés, que gira en torno a la sala Zeleste, tocando con los grupos Blay Tritono y la Rondalla de la costa. En 1979 colabora con María del Mar Bonet en el disco de temas tradicionales mallorquines Saba de Terrer y se integra en el grupo valenciano Al Tall. A finales de los 70 e inicios de los 80 toca con orquestas de salsa, como La Sardineta y La Platería, así como con cantantes como Ovidi Montllor, Gato Pérez, Marina Rossell y Jaume Sisa. En 1983 se establece en Madrid y comienza a investigar la música tradicional castellana. Funda el grupo Mosaico y graba con él dos discos. El primero de ellos es un homenaje al repertorio del folclorista castellano Agapito Marazuela, y el segundo un disco de composiciones propias de inspiración tradicional. A partir de 1990, inicia una carrera discográfica en solitario, centrada en la revisión del repertorio tradicional del folclore español desde parámetros musicales contemporáneos, con influencias de las músicas tradicionales de otros países, de la música caribeña, del jazz y del rock. Tiene especial repercusión su disco Tribus Hispanas, con el que obtiene el primer premio en el concurso Villa de Madrid. En él, Parra ofrece composiciones propias inspiradas en las coplas y danzas de la zona central de la península Ibérica. Tras la senda abierta por este disco renovador, siguen otros como Viva quien sabe querer, Premio Radio Ecca al mejor disco del año 2002. Además de como intérprete, Eliseo Parra ha realizado trabajo etnológico de campo en colaboración con José Manuel Fraile Gil. Fruto de esta colaboración son los libros Romancero tradicional de la provincia de Madrid, Cuentos de la tradición oral madrileña, La poesía infantil en la tradición madrileña y El mayo y sus fiestas en tierras madrileñas. Ha recorrido medio mundo actuando con su magnífica y fiel banda y ha colaborado con gran parte de los grupos de “recreación tradicional” de la Península. Cabe destacar también su Suite Romance, que estrenó el Ballet Nacional y la Orquesta Sinfónica de Madrid y su trabajo como músico y actor para la Compañía Nacional de Teatro Clásico en la obra de Lope de Vega Peribáñez y el Comendador de Ocaña. Por último, resaltar su labor docente desde hace seis años como profesor de percusión y canto tradicional.