Finalizada
Gran final mundial

Seis representantes de los cinco continentes se rebelan contra las leyes de la naturaleza y la fotografía.

Galería

Hachim Benohoudson, Miguel Calderón, Anna Hell, Jason Fulford, Robert Zhao Renhui, Prue Stent y Honey Long reúnen un muestrario completo y equilibrado de propuestas en las que se mantiene la tensión entre las dimensiones lúdica y competitiva de todo juego.

El juego es un acto voluntario de rebelión contra las leyes de la naturaleza y del saber estar; una acción de control imaginativo contra todas las imposiciones a las que nos vemos forzados por vivir en un mundo con tan pocas dimensiones y tantas obligaciones.

Con el paso de los años el juego se vuelve más serio, pierde esa cualidad liberadora y se transforma en competición y en estrategia, si es que no desaparece del todo.

Esta exposición toma la estructura el juego adulto en el que el objetivo es siempre ser «el mejor», el campeón, en un enfrentamiento entre territorios siguiendo antiguas prácticas heredadas del Pleistoceno.

Seis representantes de los cinco continentes muestran su pericia en el arte de no tomarse demasiado en serio esas leyes de la naturaleza y de las buenas costumbres mostrando cómo el juego logra colocar todo lo visible en el lugar que se merece: el borde del precipicio.