Finalizada
11 y 12 de mayo Da.te danza (granada) Rio de luna

Fluye como un río mientras te observa la Luna… acércate a las texturas y a la forma de los objetos y descubre el mundo que nos rodea.
Mejor espectáculo de danza para la infancia FETEN 2011.  Género: Espectáculo de Danza Contemporánea / Teatro.  VIDEO del espectáculo.

Galería

Sinopsis                             

En Río de Luna, aparece la metáfora del nacimiento y surge una nueva vida que se va a desarrollar de forma reconocible para el niño y el adulto, El nacimiento, la complicidad de un bebe con su madre. El  lenguaje del movimiento toma otro camino, los primeros pasos, los juegos con la naturaleza, el reconocimiento entre los bebes,  su entorno y su crecimiento.   Los telones y los globos se elevan, aparecen imágenes proyectadas en el telón de plástico y la escena cambia toma otra forma, crece.

Finalmente son los bailarines quienes traen el río, hacia  nuestro pequeño- gran publico y l@s niñ@s contemplan un agua distinta que surge de un río distinto, todo tiene otro lenguaje en el escenario y la danza.  Es el río de la vida, el ciclo vital…. mientras nos observa la luna.

Río de Luna es un espectáculo cargado de energía positiva, que va creciendo como la vida de un río, traduce en movimiento la evolución de un bebe, como nace, gatea, se pone en pie,  descubre la naturaleza,  y danza con ella. Investiga en los recursos comunicativos que tenemos los seres humanos cuando venimos al mundo.  Escenifica el acercamiento entre las personas, el desarrollo de un bebé y la complicidad y capacidad de dialogo que poseen entre ellos mismos y sus madres. El  nacimiento, como se desarrollan sus primeras experiencias con el entorno. Como se miran y como miran a los otros, como sienten la luz, los objetos, el agua, el movimiento. Como se mueven en una danza con el exterior, ¿cómo juega el movimiento?…                                                                            

Dos bailarines que se acercan a las texturas y a la forma de los objetos y las descubren tocándolas y jugando con ellas, todo es nuevo… surge la gestación del ser, el inicio de una vida nueva ansiosa por descubrir el mundo que nos rodea.                                                                                                

Ficha artística:
Bailarines: Iván Montardit y Rosa María Herrador
Dirección: Omar Meza
Diseño de iluminación: Flavia Mayans
Música original: Jesús Fernández                                        
Dramaturgia: Carlos Herans

DA.TE  DANZA.  Una declaración de intenciones.  La función social del arte y la primera infancia

DA.TE DANZA es la unión de varias personas que trabajan juntas para conseguir un objetivo común. Dicho coloquialmente: hacemos todo lo que podemos por la danza, por dedicarnos a bailar, subir al escenario y hacer sentir al público la misma pasión que nosotros sentimos por y en la escena.

Desde sus inicios la compañía persigue la excelencia artística en todos los niveles: artístico, técnico y de gestión. Esta calidad sólo se puede lograr con profesionales cualificados y con la conciencia de que la verdadera inversión en las artes escénicas se hace en las personas, que son éstas las que dotan de auténtico valor a la producción de los espectáculos.

En la visión que tiene DA.TE DANZA de la danza como lenguaje está presente el valor educativo. La compañía propone el arte como elemento socializador. Los espectáculos de la compañía buscan dar al espectador otros puntos de vista, otras perspectivas desde las cuales valorar y entender el mundo, tratando siempre de remover la conciencia del público al que se dirige con temas de actualidad;  más que bailar por bailar, se baila para provocar, para contar historias interesantes capaces de influir de alguna forma en el subconsciente colectivo (sin olvidar nunca las edades a las que va dirigido cada espectáculo). 

Sin público no hay función, y sin respeto por el público no hay arte. El fin último de todo lo que hacemos es poner en contacto la labor creadora con el espectador. Éste, por lo tanto, se convierte en la razón de ser de todo espectáculo. Los niños y los jóvenes tienen derecho a conocer la realidad del mundo en el que viven y a formar parte de los debates que se generan.

Los espectáculos dirigidos a los más pequeños, niños y niñas de entre 0 y 7 años, se rigen bajo los mismos parámetros. Es en este caso cuando han de hacerse los máximos esfuerzos en mejorar las condiciones mediante las cuales los niños acceden, quizá por primera vez, al teatro.