El sueño de la razón

Comisario: Oliva María Rubio.  Una producción del Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa en colaboración con La Fábrica

 

El siglo XVIII, también llamado el Siglo de las Luces, aquel en el que la Razón creyó triunfar sobre el oscurantismo de la Religión, también fue el que erigió altares para adorar a la Diosa Razón, esa que, como bien señala Goya, produce monstruos. Como buen hijo de la Ilustración que había creído en la inteligencia, en la fuerza de la luz sobre las sombras, en la razón y en el progreso, Goya traduce en obras como las Pinturas negras o Los desastres de la guerra su gran desilusión con esos ideales de igualdad, de civilización y progreso. De ahí sus representaciones crudas de la guerra y sus consecuencias, despertando la conciencia de Occidente sobre la relación entre el poder y la guerra, cuyas escenas de batallas y esculturas habían sido utilizadas hasta entonces como elementos de representación del poder y como arte de propaganda.

Con Goya también se introducen en el arte temas como lo subjetivo, lo grotesco, la violencia, la deformidad, la locura, el sueño…, tan recurrentes en el arte moderno y contemporáneo. De ahí que André Malraux señalará que con Goya “comienza la pintura moderna” y que Valeriano Bozal considere a Goya como “icono del arte moderno que proyectará su larga sombra en el arte posterior”. Indagar esa larga sombra de Goya en el arte contemporáneo es lo que nos proponemos hacer al hilo del 200º aniversario del comienzo de las “pinturas negras”.

Ya que el arte es hijo de su tiempo y el siglo XX ha sido testigo de la Revolución soviética, de dos grandes guerras mundiales, de la guerra de los Balcanes, de la guerra del Golfo… con el reguero de millones de muertos provocados en la sociedad civil y sigue siéndolo de numerosas injusticias y desigualdades. Goya marcó el camino y muchos artistas contemporáneos lo han continuado.

El año 2019 se cumplen 200 años desde que Francisco de Goya y Lucientes empezara a pintar en dos salas de la Quinta del Sordo, propiedad que compró ese año próxima al río Manzanares, las denominadas “pinturas negras”, que se pueden ver en el Museo del Prado. Parece oportuno aprovechar este acontecimiento para hacer una indagación en la gran influencia que la figura de Goya sigue ejerciendo en el arte de nuestro tiempo.

Nos centramos en el arte contemporáneo, en el marco temporal que va desde los años 1950 hasta nuestros días. Centrarnos en ese marco temporal nos permite contar con obras de la generación de artistas que formaron parte del grupo El Paso (fundado en Madrid en 1957), como Antonio Saura, Manuel Rivera, Rafael Canogar y de otros de la generación nacida en los 30 y 40, como Eduardo ArroyoDarío Villalba y del Equipo Crónica.
Asimismo, contaremos con figuras internacionales como Zoran Music, Robert Longo, Yasumasa Morimura, William Kentridge, Simon Edmonson y nacionales como Simeón Sáez Ruiz, Rogelio López Cuenca, Eugenio Ampudia, José Manuel Ballester, Pilar Albarracín, Jorge Galindo, Victor Mira, José Manuel Broto, Eva Lootz, Antoni Muntadas….

La exposición incluirá pintura, escultura, fotografía, serigrafía, videoinstalaciones y audiovisuales. Asimismo, se contará con textos que introduzcan la exposición y las diferentes secciones y fragmentos de declaraciones y poemas de escritores y artistas hablando de Goya como referente.
Oliva María Rubio (Comisaria de la exposición).